Luego de la fuertísima caída de los mercados financieros internacionales entre marzo y abril de este año, vino un rebote igual de fuerte.

Casi todas las pérdidas se borraron y ya los rendimientos de muchos activos se encuentran en terreno positivo.

Ante ello, nos encontramos en un punto en donde se genera bastante expectativa sobre cuál será la senda que experimentará el mercado a partir de ahora.

Muchos se preguntan si el rally continuará o si más bien los mercados han pecado de optimistas y tocaría una corrección.

¿Por qué se dio el rebote de los mercados financieros?

Las razones que ocasionaron la caída ya son ampliamente conocidas, y más bien lo que vale la pena es entender las razones por la que se dio el rebote.

– En primer lugar, las políticas económicas de los principales gobiernos marcaron el punto de inflexión.

Tan pronto se produjeron acciones simultaneas por parte de los bancos centrales y de los gobiernos con medidas como reducciones de las tasas de interés a niveles de casi 0%, inyección masiva de liquidez a los mercados financieros, reducciones de impuestos y subsidios directos, los mercados financieros reaccionaron positivamente.

– Luego de ello, en los países desarrollados empezó una apertura ordenada de las economías. Esto vino acompañado de una contención de la expansión del virus, siendo China el caso más notable.

En este país el virus ya casi está en constante caída. Junto con ello, la data económica mostraba que las acciones de política económica se habían trasladado positivamente a la economía real, mediante una recuperación del empleo y las ventas.

– Finalmente, se generó mucha expectativa positiva con respecto a la elaboración de una vacuna. Esta está siendo desarrollada de manera paralela por diversos laboratorios en todo el mundo, con notables avances.

¿Cuál será la dirección de los mercados financieros?

Con todo ello incorporado en los precios de los activos financieros, muchos analistas se preguntan cuál será ahora la dirección de los mercados.

– Por un lado, los pesimistas argumentan que todas las buenas noticias están incorporadas en los precios actuales luego del fuerte rebote. Ya no queda mucho más espacio para que los mercados sigan subiendo.

– Otro escenario más negativo indica que el rebote visto en el mercado no necesariamente se va a sostener. Esto porque los estragos negativos del coronovirus van a seguir teniendo efectos en la economía.

Muchos negocios han quedado muy golpeados financieramente, las ventas no se han recuperado del todo y el desempleo se ha incrementado considerablemente.

– Finalmente, si las pruebas de las vacunas terminan no teniendo el resultado esperado, el momentum positivo de la economía se vería frenado.

Aún pueden extenderse estímulos monetarios

Sin embargo, también hay que considerar que, si bien los estímulos monetarios han sido más potentes de lo que cualquiera se hubiese imaginado, aún hay espacio para extenderlos por un tiempo más.

Este factor es muy importante y podría sostener el rally de los mercados financieros por un buen tiempo.

Adicionalmente, si los avances médicos con respecto a la vacuna finalmente se confirman, también podríamos ver un rebote adicional.

En cualquier escenario, en un mediano plazo, hay que mirar de cerca el gran reto que van a tener los gobiernos para hacer frente a la gran liquidez que se ha inyectado.

Un gran riesgo es que esta se traslade a una inflación descontrolada de activos reales.