El cuidado de la salud es uno de los principales pilares para llevar una vida plena. Es por eso que, si decide jubilarse, seguirá contando con un seguro de salud. ¿Cómo? Pues aportando el 4% del monto total de su pensión o en caso de haber retirado el 95.5% de su fondo previsional, el 4.5% restante será depositado a EsSalud.

Los descuentos mencionados le dan derecho al jubilado de atenderse en EsSalud con la regularidad de un trabajador dependiente. Sin embargo, en caso de ser un pensionista, la atención en el seguro solo será efectiva a partir del tercer aporte, tal como sucede cuando uno empieza a trabajar.

Sin preocupaciones

Si se hace el retiro del 95.5%, el 4.5% restante que es destinado al seguro de salud garantizará una cobertura vitalicia. Mientras que, si se hace pensionista, este servicio será descontado de su pensión mensualmente.

Con respecto a los beneficiarios (hijos menores de edad, hijos inválidos, cónyuge o concubina y padres que dependían directamente), solo gozarán de este servicio quienes hayan sido declarados en la solicitud de pensión del jubilado.

No obstante, en el caso de quienes hayan aportado el 4.5% del fondo total, será el jubilado quien debe declarar a sus beneficiarios en EsSalud, este trámite es personal y se hace luego de optar por la decisión de retiro.

Especificaciones

Si el afiliado que hace su retiro del 95.5% tiene un seguro de EsSalud activo, debe comunicar a la AFP cuando el seguro ya no se encuentre activo, pues cuando la AFP haga el aporte del 4.5% y quiera activar su seguro de jubilado, no podrá hacerlo pues no está permitido tener dos seguros activos a la vez.

Además, debe considerarse que, como se retiró todo el fondo y, evidentemente no está recibiendo una pensión, en caso falleciera el titular, los beneficiarios se quedarían sin pensión y, por consiguiente, sin seguro.

A diferencia de los jubilados pensionistas, pues en caso de fallecimiento, dejan a sus beneficiarios una pensión de sobrevivencia, a la cual también se le aplicaría el descuento del 4%, lo que les permitiría gozar de un seguro de salud.

Destaque

Ante la posibilidad de dejar a nuestros beneficiarios sin un seguro de salud, lo recomendable es que las personas reflexionen bien antes de tomar una decisión de optar por un retiro total o parcial, con el fin de que genere una pensión de sobrevivencia a sus beneficiarios, en caso tuviera, y así, ellas cuenten con el seguro.

Además, debemos destacar que, en caso haya inconvenientes con el seguro, el jubilado pensionista debe comunicarse con su AFP, pues ella se encargará de dar el sustento que le soliciten.