El Día Internacional de la Mujer empezó a celebrarse por la Organización de las Naciones Unidas desde 1975. Sin embargo, en 1977 fue oficializado por la Asamblea General de la ONU a través de una resolución que invitaba a los Estados Miembros a reconocer el rol de la mujer en el desarrollo de la sociedad.

Cada 8 de marzo se conmemora a la mujer trabajadora debido a dos tragedias ocurridas en Nueva York en 1908 y 1911.  Ahí fallecieron 275 mujeres de acuerdo con un informe publicado en ABC. Estas mujeres no tenían derechos, eran obligadas a trabajar deplorablemente. A la fecha, las condiciones y oportunidades han mejorado; sin embargo: ¿cuál es la situación de la mujer en el mundo y, sobre todo, en Perú?

Día Internacional de la Mujer: una fuerza laboral que busca crecer

De acuerdo con el Programa de la ONU para el Desarrollo, la mitad de la población en América Latina y el Caribe son mujeres. No obstante, esa proporción no está bien representada en los cargos que ocupan los hombres en la política y las empresas. Ellos tienen más participación que las mujeres.

En Perú, la fuerza laboral de las mujeres en todos los sectores productivos tiene una representación del 44% según el diario El Comercio. Sin embargo, si se observa solo el empleo formal, de cada 10 personas contratadas, solo cuatro son mujeres.

La mujer y el laberinto del liderazgo

Se han realizado diversos estudios sobre la presencia de la mujer en el mundo laboral y su ascenso en las empresas. Eagly y Carli (2007) definen el laberinto del liderazgo advirtiendo la complejidad y diversidad de los desafíos que enfrenta una mujer en una compañía: prejuicios, estereotipos, resistencia. Su finalidad es atacar las raíces de los problemas de desigualdad.

De esta manera, el techo de cristal del que se hablaba hace unas décadas como una sola barrera invisible que detenía el progreso de las mujeres en las organizaciones quedó en el pasado.

Representación femenina en AFP Habitat

Para encontrar a los mejores profesionales promovemos la igualdad de oportunidades. Quien ocupe una vacante debe ser la persona más capacitada. “Así evitamos prejuicios y nos concentramos en elegir a la/el mejor”, comenta Mariano Álvarez, gerente general de AFP Habitat.

La mejor forma de fomentar la equidad es no discriminar por género. “Si vemos a hombres y mujeres como iguales, no debemos tener sesgos a la hora de contratar”, señala. En AFP Habitat, una de las mejores empresas para trabajar según el ranking Great Place to Work (GPTW) 2017 y 2018, hay un alto índice de participación femenina:

  • El 55% de la fuerza laboral total es representada por mujeres.
  • Asimismo, 6 de los 11 integrantes del Comité de Gerencia son mujeres.
  • Y el 40% del directorio es ocupado por mujeres.

Elegir a las personas por sus méritos: su capacidad y su experiencia, es fundamental para AFP Habitat. “Siempre trabajamos así y los resultados han sido excelentes a nivel de rentabilidad y servicio para nuestros clientes. Igual en clima laboral y para el accionista. Así hemos llegado a tener un mayor porcentaje femenino, por su capacidad, no por su género”, afirma Álvarez.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, renovamos nuestro compromiso para contribuir con el desarrollo de un país igualitario entre mujeres y hombres.